VIUDA DE ESCOBAR, SU HIJO Y "CHICHO" SERNA PROCESADOS

PRECINTO56-La viuda del narco Pablo Escobar Gaviria, su hijo y el ex futbolista colombiano Mauricio “Chicho” Serna fueron procesados sin prisión preventiva, en una causa por lavado de dinero proveniente de la venta de drogas mediante inversiones inmobiliarias en la Argentina, entre ellas en el histórico “Café de los Angelitos”.

La decisión fue adoptada por el titular del Juzgado Federal 3 de Morón, Pablo Barral, quien acusó a María Isabel Santos Caballero (57), Juan Sebastián Marroquín Santos (40) -viuda e hijo de Escobar Gaviria- y al ex futbolista (50) de ser “partícipes necesarios del delito de lavado de activos agravado por tratarse una asociación formada para la comisión continuada de hechos de esa naturaleza”.

Según informó el sitio web fiscales.gob.ar, el juez trabó un embargo en los bienes de los tres imputados hasta cubrir la suma de 30 millones de pesos cada uno, y ordenó el embargo preventivo de un departamento ubicado en la localidad bonaerense de Vicente López, donde residía Marroquín Santos junto a su familia.

La decisión del magistrado coincidió con lo que habían solicitado el fiscal federal 1 de Morón, Sebastián Basso, quien realizó la investigación de esta causa junto a los responsables de las Procuradurías de Narcocriminalidad (PROCUNAR), Diego Iglesias, y de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), Gabriel Pérez Barberá y Laura Roteta.

Por el caso, también están acusados el supuesto jefe de la banda, José Piedrahita Ceballos (58) -detenido en Colombia-, el empresario argentino Mateo Corvo Dolcet (53), María de los Ángeles Verta (51), María Gabriela Sánchez (48), Esteban Adrián Delrio (54) y Antonio Pedro Ruiz (57).

Todo éstos están imputados de “lavado de activos agravado por ser realizado como miembro de una asociación formada para la comisión continuada de hechos de esa naturaleza”.

La sospecha de los pesquisas es que la viuda y el hijo de Pablo Escobar cobraron una “comisión” para conectar al jefe de la organización, Piedrahita Ceballos, con el empresarioCorvo Dolcet.

Según los fiscales, Santos Caballero y su hijo “prestaron una contribución esencial en el lavado de 2.341.164 dólares y, en segundo lugar, a la comisión en coautoría de un hecho de lavado de 105.352 dólares”.

Los investigadores están convencidos de que el colombiano Piedrahita Ceballos ingresó al mercado financiero argentino a través de Corvo Docet “más de tres millones de dólares estadounidenses y un millón y medio de pesos, los cuales se sospecha que los obtuvo por medio de las maniobras narcocriminales que concretó “cuanto menos- en la década de 1990”.

Respecto a “Chicho” Serna, los fiscales creen que “una de las tantas formas en que el imputado Piedrahita Ceballos inyectó fondos en los proyectos liderados por Corvo Dolcet fue mediante el aporte de tres inmuebles que, con anterioridad, le había comprado” al ex futbolista.