TRES ASESINADOS EN EL GRAN BUENOS AIRES

PRECINTO56-Tres hombres -uno de ellos paraguayo- fueron salvajemente asesinados a balazos en diferentes sucesos que se registraron en las localidades bonaerenses de Parque San Martín, Cuartel V y Villa Concepción. En todos los ilícitos, los criminales lograron darse rápidamente a la fuga.

Los voceros del departamento judicial de Morón revelaron que el primero de los hechos, que tiene confusos ribetes, se descubrió cuando Maximiliano Maciel, de 26 años, arribó herido de arma de fuego al Hospital Héroes de Malvinas, en Merlo.

Finalmente el muchacho dejó de existir a raíz de sus graves heridas.

Pesquisas policiales de la comisaría de Parque San Martín (3ª de Merlo) lograron establecer que Maciel viajaba como acompañante a bordo de un Renault Clío, que era conducido por Adrián Andrés Benítez y en cuyo interior viajan un tercer hombre, oportunidad en la que en dicha jurisdicción fueron agredidos a disparos por al menos 5 forajidos, que se movilizaban en un vehículo claro.

Mientras tanto, Julio César Martínez, paraguayo, de 35 años, fue acribillado a tiros por un marginal llamado Miguel, en Francisco Aguirre, entre Curapaligüe y San Fernando, en Cuartel V. 

Trascendió que el extranjero pereció en el Hospital Mariano y Luciano de la Vega, en Moreno, ya que había sido herido en el rostro, en la pelvis y en pierna derecha.

A su vez, en el mismo episodio resultó baleado en ambas piernas otro ciudadano paraguayo, llamado César Ramón, de 19 años, en cuyo poder se incautaron, en uno de los bolsillos del pantalón, una bolsa de nilon con 56 envoltorios de cocaína y otros 6 de marihuana, lo que les demostraría a los integrantes de la seccional de Cuartel V (4ª de Moreno) que el tremendo caso estaría relacionado a la venta de sustancias ilegales.

El último ilícito tuvo como víctima a Ramón Ricardo Gaguero, de 57 años, falleció al ser baleado en el cráneo y en la región torácica por un motoquero, en Chaco al 3500, entre Intendente Cáceres y Pelagio Luna, en Villa Concepción.

Los servidores públicos destinados en la comisaría 8ª  del citado distrito se encargan de investigar este suceso.