MENOR ASESINO DETENIDO EN LA ZAVALETA

PRECINTO56-La Policía de la Ciudad atrapó al asesino de un hombre que se resistió a un robo en Barracas. La noche del crimen, la víctima recibió un disparo mortal en su cabeza y su sobrino fue herido de gravedad. Luego de tareas investigativas fue detenido un menor de edad imputado por "homicidio".

En la noche del 16 de julio, Roberto Gómez fue asesinado de un tiro en la cabeza por un delincuente que se bajó de un auto para robarle.

La víctima volvía de realizar unas compras en el supermercado junto a su sobrino, Claudio, quien también recibió un disparo que rozó su cabeza y tuvo que ser internado en el hospital José M. Penna.

El trágico hecho sucedió cuando ambos fueron interceptados por un grupo de delincuentes que les exigieron las pertenencias en la esquina de Santa Elena e Iriarte, en Barracas. Ante el intento de resistencia por parte de las víctimas, uno de los ladrones realizó un disparo mortal sobre uno de ellos e hirió también de gravedad al otro.

Casi de forma inmediata arribó al lugar un efectivo policial que se encontraba realizando tareas de despliegue territorial en la zona, quien llegó a observar a los asesinos que escapaban en un Peugeot 408.

De esta manera se irradió un alerta a los móviles más próximos, que comenzaron una persecución, aunque los delincuentes ingresaron al Barrio Zavaleta, en donde abandonaron el auto, que tenía denuncia de robo, y se escaparon por los pasillos de la villa.

Con la descripción física de los delincuentes y la vestimenta que usaban, las vainas recolectadas en el lugar del crimen, las huellas dactilares halladas en el auto y las imágenes de cámaras de seguridad de la zona, los investigadores de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad comenzaron con tareas para dar con los integrantes de la banda criminal.

Estas pesquisas tuvieron éxito, logrando la identificación de tres personas, todas menores de edad, que a través de la observación de fotos en sus respectivos perfiles de redes sociales confirmarían que serían los autores materiales del crimen. Con estos datos y tareas realizadas en terreno e inmediaciones del barrio, se pudo dar con los domicilios.

Con esta información, la Fiscalía Criminal y Correccional N° 35 a cargo del Dr. Ignacio Mahiques se comunicó con el Juzgado interventor, que ordenó el allanamiento en forma simultánea de cuatro domicilios, dentro del barrio Zavaleta, para dar con los sospechosos. En uno de ellos, los efectivos de la Policía de la Ciudad lograron detener a un imputado.

Allí se secuestró una campera con los colores de la selección de Bélgica que habría sido utilizada por el delincuente la noche del crimen.

Además se encontraron relojes, anillos y cadenitas de oro que serían producto del robo llevado a cabo en Barracas.

El detenido fue trasladado por orden del Juzgado Nacional de Menores N° 5 a cargo del Dr. Cilleruelo, secretaría de la Dra. Fontinovo, a dependencias del Instituto Inchausti bajo los cargos de "Homicidio agravado".

Por el momento no había sido indagado. Roberto murió en brazos de su sobrino Claudio, y el crimen conmocionó al barrio que reclamó justicia.