TESTIGO COMPLICO A MUJER QUE MATO A SU NOVIO

PRECINTO56-Ariel Aksensen es cuidacoches y el principal testigo de la muerte del rugbier Genaro Fortunato,  atropellado por su novia, Julieta Silva, en San Rafael, Mendoza.

El trapito que esa noche estaba a la salida del boliche La Mona, contradijo a la mujer complicando su situación en el juicio que se inició esta semana en la provincia cuyana.

Entre otras cosas, afirmó que la pareja llegó al auto discutiendo, que Fortunato nunca lo abordó (algo que Silva sí afirmó) y que la mujer giró en "u" para atropellarlo, luego que el joven cayera cuando intentó aferrarse al vehículo en movimiento. 

El "trapito" relató que, en ese momento, la mujer "hace marcha atrás, había bajado la ventanilla, arrancó y el muchacho se agarró de la ventanilla, corre al costado y no le da el tranco y se cae, en el medio de la calle. Yo lo miro cuando se cae, ella hace la U y cuando pega la vuelta me quedo parado mirando. El muchacho con los brazos para arriba y ella no bajaba la velocidad, llegó y se la pegó".

"Le hice señas y le gritaba que parara. Me paré en el medio de la calle y frenó y le dije atropellaste al pibe y me discutía que no", continuó en su relato agregando que la acusada nunca tuvo la intención de socorrer a su novio, y que lo corrió a él para sacarle las llaves, ya que había tomado esa acción porque intuía que iba a escapar del lugar.

Silva, de 30 años, se encuentra bajo prisión domiciliaria acusada por el delito de "homicidio culposo agravado" y "homicidio simple con dolo eventual" por la muerte de su novio, de 26, ocurrida el 8 de septiembre de 2017.