HALLAN A VENDEDOR ATADO DE MANOS AHOGADO

PRECINTO56-Un hombre de 35 años apareció sin vida, atado y amordazado en el río Paraná, el pasado 15 de agosto en una zona de islas ubicada frente a la ciudad de Villa Constitución, Santa Fe, aunque con jurisdicción de Entre Ríos.

En las últimas horas, fuentes de la investigación indicaron que el cadáver fue identificado y pertenece a Osvaldo Catalino Rodríguez, un vendedor ambulante, oriundo de la ciudad de Rosario y padre de tres hijos, de entre 3 y 15 años, quienes además abría las puertas de taxis en la intersección de las calles Sarmiento y Rioja, frente a un edificio de Ansés, mientras que también se dedicaba a venderkit de hilos, agujas para coser o biromes, para ganarse la vida y alimentar a los suyos. 

El hombre, que vivía en barrio Parque Casasa, fue encontrado atado de pies y manos, amordazado, vestido y con botas de lluvia. En tanto, las mismas fuentes indicaron que habría muerto por asfixia.

Al mismo tiempo, la familia del occiso dijo a los medios locales: "Queremos que se investigue qué pasó, por qué lo mataron así".

En esta línea, el forense del caso le informó a las hermanas de Rodríguez que este "estaba vivo cuando lo tiraron al río”. "Hay que tener mucha maldad para hacer eso. No le dieron chance a que se pudiera salvar. Lo tiraron al río condenado a muerte”, manifestó con profundo dolor una de las mujeres. 

Luego, agregó: "No sabemos de dónde vamos a sacar dinero para traer el cuerpo y darle sepultura".

Por último, atiende la causa el fiscal Eduardo Guaita de la Justicia de Victoria, la cual investiga a un amigo del fallecido, como posible autor del crimen. 

La búsqueda del paradero de Rodríguez se inició el último 27 de julio cuando después de una discusión con su pareja, según indicaron algunos familiares, este abandonó el hogar y nunca más supieron de él hasta el pasado 15 de agosto cuando su cuerpo fu divisado en las citadas aguas.

En tanto, el medio La Capital publicó que el sujeto de 35 años padecía adicción a las drogas y al alcohol, mientras que tuvo una dura infancia viviendo en un orfanato. 

Filo, como lo llamaban familiares y amigos, según sus íntimos, presentaría antecedentes penales relacionados a la violencia.