DEJAN EN LIBERTAD A FALSOS POLICÍAS

PRECINTO56-Dos individuos, que vestían uniformes policiales y tenían armas de fuego, además de equipos para escuchar las frecuencias radiales de los uniformados, fueron detenidos por los pesquisas tras haber sido sorprendidos mientras se desplazaban a bordo de un automóvil, en actitud sospechosa, en el centro comercial de la localidad bonaerense de Garín, en el partido de Escobar. 

Pero luego la Justicia, insólitamente, resolvió liberar a los hombres al considerar que “no habían consumado ningún asalto”.

El caso originó gran indignación en los habitantes del vecindario. Los voceros de los tribunales de Zárate-Campana revelaron que el hecho, que ocurrió días pasados y que trascendió ayer, comenzó cuando integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Escobar fueron alertados de la presencia de 2 sujetos, que se desplazaban sospechosamente en un Ford Fiesta gris, patente EBK 152, por las diversas calles de la zona comercial de Garín, en el norte del conurbano. 

Trascendió que dichos pesquisas interceptaron al rodado en el cruce de Cabildo y Falco, en el citado distrito, oportunidad en la que vieron que ambos ocupantes vestían uniformes de la Policía de la provincia de Buenos Aires, pero que carecían de las correspondientes credenciales de la institución de seguridad. 

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, se estableció que los hombres, de 64 y 48 años, residían en Garín y que tenían en su poder camisas con el escudo de la policía provincial, los cinturones que son usados por la misma fuerza, guantes de lana negros, un pistola Tanfoglio 9 milímetros, 17 municiones de este calibre, juegos de esposas, 2 handies de fabricación china para escuchar las frecuencias de los patrulleros y 2 aparatos de telefonía celular. 

Por dicho motivo, los sujetos fueron trasladados a la comisaría de Garín (3ª de Escobar), aunque la Justicia de Zárate- Campana, que caratuló la causa “Tenencia ilegal de arma de uso civil condicional y usurpación de títulos”, resolvió dejar libres a esos sospechosos por considerar que, a pesar de los diversos elementos que tenían en su poder, no eran autores de ningún asalto. Intervino en el caso la Ayudantía Fiscal de Escobar, dependiente del departamento judicial de Zárate-Campana.