FINGÍAN SER DEL SERVICIO PENITENCIARIO PARA ASALTAR RESTAURANTES

PRECINTO56-Gracias a un allanamiento que se realizó en la localidad bonaerense de Villa Adelina, en el partido de San Isidro, los pesquisas policiales lograron detener a uno de los integrantes de una peligrosa banda de asaltantes, quienes fingían ser efectivos del Servicio Penitenciario Federal para desvalijar restaurantes en el norte del Gran Buenos Aires. 

En el operativo se incautaron, entre otros objetos, uniformes de dicha institución, una granada y una ametralladora. Los voceros del departamento judicial de San Isidro revelaron que el individuo, llamado Marcos Ezequiel, de 38 años, fue apresado como saldo de un allanamiento que se llevó adelante en el departamento N° 6 de la planta alta de una finca situada en Luis Piedrabuena al 1300, en el citado distrito. 

Servidores públicos destinados en la comisaría de Las Barrancas (4ª de San Isidro), a cargo del subcomisario Leonardo Forquera, al revisar el mencionado inmueble, incautaron una ametralladora PAM-2 calibre 9 milímetros, una granada FM2, una pistola Bersa 22 largo, un revólver 44 plateado con la numeración limada, gran cantidad de municiones, un VW Fox, patente OOP 176, un chaleco antibalas negro con la inscripción Servicio Penitenciario Federal (SPF) carente de los números identificatorios, 4 relojes, 2 alianzas de oro, una notebook, un televisor de 32 pulgadas y un monitor de 15 pulgadas. 

Estos objetos fueron reconocidos por los damnificados que habían sido asaltados en sus locales gastronómicos. Autoridades policiales de la Jefatura Departamental Conurbano Norte se encargaron de supervisar los procedimientos. Intervinieron en la causa el doctor Gastón Garbus, fiscal de Martínez, y el magistrado, Esteban Rossignoli, titular del Juzgado de Garantías N° 4 de los tribunales de San Isidro.