POLICÍAS PARTEROS Y UNA ODISEA EN PLENO CAMPO ABORIGEN

PRECINTO56-Vocación de servicio, ayudar al prójimo y honrar el uniforme, fue parte de lo que llevo a tres policías de la comisaria de Machagay del Chaco, una partera y un enfermero a traer al mundo un bebè.

Una vecina de Colonia Aborigen, precisamente del Lote 40, solicitó la presencia médica debido a que su hija se encontraba en pleno trabajo de parto.

El camino estaba en mal estado, debido a las precipitaciones y personal policial y de salud debieron caminar varios kilómetros para poder auxiliarla.

Ayer al mediodía, la agente. Malvinas Soledad Garcia,el sargento Walter Muñoz y el cabo primero Diego Escalante, emprendieron camino hacia el lugar acompañados por una obstetra y un enfermero. Sin embargo, el tiempo les jugó una mala pasada y quedaron empantanados en uno de los caminos de tierra.

Ante la situación, los policías realizaron maniobras para lograr sacar el patrullero y, tiempo después, lograron hacerlo, al menos unos kilómetros más ya que tras avanzar unos cuantos metros, el patrullero volvió a quedar varado por el mal estado del camino. 

Sin más alternativa, la médica y el enfermero optaron por seguir a pie durante los tres kilómetros restantes y, al llegar al domicilio se encontraron con una mujer de 40 años y su hija de 15, quien había dado a luz, unas horas antes.

El personal médico con la cooperación de los policías,procedió a cortar el cordón umbilical y a trasladar a las mujeres y al bebe recién nacido hasta el hospital local. Una vez en el nosocomio, le realizaron los exámenes correspondientes hallándose el recién nacido en buen estado de salud con un peso de 2.700 gramos. Quedando en observación.


En tanto, el patrullero que había quedado varado, logró salir gracias a la ayuda de un tractor del municipio.