JEFE POLICIAL ASESINADO EN MORENO

PRECINTO56-A escasas horas de la muerte de un gendarme a manos de delincuentes, un policía terminó de la misma manera en el partido bonaerense de Moreno.

Se trata de un comisario inspector que fue asesinado de dos balazos en el estómago, tras el intento de robo de su auto cuando llegaba a la casa de su novia en la localidad de Las Catonas, al enfrentarse a tiros con delincuentes.

Se trata de Carlos Leonardo Valdez (46), perteneciente a la División Traslados de Detenidos de la Jefatura Departamental San Isidro, quien cuando ocurrió el hecho estaba franco de servicio y de civil.

El policía arribó en su auto Ford Focus oscuro al domicilio situado en la calle Juan de la Cierva, manzana 37, casa 3, entre Canadá y La Tablada, donde fue atacado por cuatro ladrones que quisieron robarle el vehículo.

Según los investigadores, Valdez se identificó como policía, se enfrentó a tiros con los asaltantes y luego cayó mal herido en la calle, pero logró entrar a la casa de su novia, donde se desvaneció.

Inmediatamente la mujer, al verlo tirado y ensangrentado, llamó al servicio de emergencias 911, pero dos vecinos lo auxiliaron llevándolo en un auto al hospital Luciano de la Vega de Moreno porque la ambulancia no llegaba.

Una vez allí, los médicos advirtieron que tenía una herida muy grave en la zona intercostal izquierda, pero no llegó a ser operado y murió en el centro médico alrededor de las 4. 

En tanto, los delincuentes lograron escaparse a pie y dejaron un arma tipo tumbera dentro del Volkswagen Bora en el que habían llegado, el que abandonaron con varios impactos de bala y se comprobó que se lo habían robado a la mujer de otro policía en la localidad de Billinghurst, partido de San Martín.

Debido a que el comisario llegó a disparar, se cree que alguno de los ladrones resultó herido y por esa razón se estaba realizando un relevamiento en los centros de salud de la zona.

La investigación judicial está a cargo de la fiscal 3 de Moreno, Luisa Pontecorvo, quien caratuló el hecho como un "homicidio en ocasión de robo" y ya le tomó declaración a los testigos, además de haber supervisado el trabajo de la Policía Científica en el lugar de los hechos.  Además, ordenó la realización de la autopsia del efectivo, que se efectuará en las próximas horas.

La Municipalidad de Moreno informó que está aportando diferentes filmaciones de cámaras de seguridad de varias postas para ayudar en la investigación y lograr detener a los delincuentes prófugos.

Valdez es el séptimo integrante de una fuerza de seguridad asesinado en lo que va del año y su crimen se produjo a unas treinta cuadras de donde este vierners fue asesinado el sargento primero de Gendarmería Pablo Quiroga (49), muerto de tres tiros en el pecho también en Moreno por delincuentes que le robaron su arma reglamentaria, su celular y su billetera.

El hecho ocurrió alrededor de las 5.30, a la altura de la calle Tupungato al 600 y, según pudieron reconstruir los pesquisas, Quiroga, vestido de civil, se dirigía a prestar servicio a su destino en la Unidad de Transporte "Macacha Güemes", con asiento en la Región 1 de Campo de Mayo.

Por su parte, en ese mismo partido del oeste del conurbano bonaerense, el oficial de la Policía de la Ciudad Emmanuel Leiva (36) fue asesinado el 27 de marzo último por un grupo de delincuentes que quisieron robarle la moto cuando circulaba por la colectora del Acceso Oeste.

En tanto, los otros integrantes una fuerza de seguridad asesinados durante este año fueron el teniente primero Marcelo Pablo Acuña (52), el agente Maximiliano Cristian Bruno (30), el capitán Miguel Ángel Jaime (55) -todos de la Policía bonaerense- y el oficial mayor Isaías Emanuel Correa(31), quien prestaba servicio en la Policía de la Ciudad.