CRIMEN DE MENDOZA IMPUTAN AL YERNO

PRECINTO56-El yerno de un matrimonio de jubilados asesinado a puñaladas el viernes pasado en el departamento mendocino de Luján de Cuyo fue imputado este lunes por el doble homicidio, mientras que su esposa e hija de la mujer fallecida, que también había sido aprehendida, fue liberada, informaron este lunes fuentes judiciales.

El fiscal de la causa, Gustavo Pirrello, dispuso que el locutor Edgardo Montivero (52) permanezca detenido en una unidad carcelaria como acusado de los homicidios de sus suegros, Francisco Enrique Rodríguez (69) y Raquel Gómez (70), cometidos en una vivienda de la localidad lujanina de Chacras de Coria.

Según las fuentes, el fiscal resolvió liberar a Carolina Gómez (38), la esposa de Montivero e hija de Gómez ya que no se encontraron elementos que la vinculen con el asesinato.

Montivero, quien es un locutor conocido que supo trabajar para la municipalidad de Luján de Cuyo fue imputado dos hechos de "homicidio simple en concurso real" aunque la calificación podría agravarse con el avance de la investigación.

Una de las principales pruebas que comprometen al yerno de las víctimas es un peritaje a la geolocalización de su celular que lo ubicó en la escena del doble crimen durante una hora y media el jueves a la noche, cuando se estima se cometieron los homicidios.

Además, Montivero presentaba una herida cortante en una de sus manos y dijo que se la había hecho lavando una compotera, versión que fue cuestionada por los investigadores.

En cuanto las motivaciones del doble crimen, Pirrelo dijo a la prensa local que "algunos testigos hablan de que el acusado estaba atravesando una situación económica compleja, pero por ahora son sólo versiones".

El matrimonio fue hallado asesinado el viernes por la mañana en una casa de la calle Beltrán y Larrea, en pleno Chacras de Coria, de Luján de Cuyo.

El cuerpo del hombre presentaba dos puñaladas, una en el cuello y otra en la nuca, mientras que la mujer había sido atacada también en el cuello y en la frente.

Según el resultado de la autopsia, la pareja fue asesinada en la tarde o noche del jueves y recién al otro día, la propia hija de la mujer fue quien llamó al 911 para denunciar que con su marido habían encontrado los cuerpos.

Al llegar al lugar, los pesquisas detectaron que la escena había sido alterada y contaminada.

El fiscal confirmó que había mucha sangre en la escena del crimen y que no faltaba ningún objeto de valor en la vivienda.