HINCHA DE DEPORTIVO MERLO BALEADO

PRECINTO56-Uno de los jefes de la barra brava del club Deportivo Merlo, que fue expulsado por el club, fue baleado en la cabeza tras ser atacado desde un auto en la localidad de Parque San Martín y su estado es muy grave.

Se trata de Carlos Alberto "Caio" Salazar (45), quien cerca de las 16 del sábado estaba caminando en las calles Leandro N. Alem y Bariloche, en jurisdicción de la mencionada ciudad del partido de Merlo, en la zona oeste del conurbano.

En ese momento un auto frenó en esa esquina y uno de sus ocupantes efectuó al menos cinco disparos contra uno de los líderes de la hinchada del Charro, club que juega en la Primera C. El hombre recibió un balazo en la cabeza y quedó gravemente herido, mientras que los agresores escaparon a toda velocidad.

Según las fuentes, Salazar fue trasladado de urgencia al hospital Eva Perón, donde continua en terapia intensiva. La víctima del ataque tenía una herida en la cabeza con orificio de entrada en zona parietal izquierda y salida en zona parietal derecha con pérdida de masa encefálica.

En principio, los investigadores descartaron la hipótesis del robo e investigan algún problema vinculado a la interna de la barra.

El hecho es investigado por el fiscal Javier Ghessi, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial de Morón.

Este domingo, el club difundió un comunicado en el que remarcó que "es importante aclarar que la persona involucrada en dicho hecho delictivo no tiene vínculo alguno con el Club Social y Deportivo Merlo". Además, indicó que el herido "se encuentra desde hace varios años dentro de la lista de personas con derecho de admisión".

Desde hace más de 20 años, los hermanos Salazar se disputan el control de la barra brava de Deportivo Merlo en una pelea sanguinaria, de extrema violencia.

En el año 2012, Caio intentó matar a Dante y hasta su madre resultó herida en el choque de facciones. Desde la Justicia admiten que el ataque pudo haber estado relacionado con la toma de poder de la hinchada.

"No vamos a ceder el lugar. No se lo vamos a ceder a nadie. Y vamos a llegar hasta donde sea necesario para mantenerlo. No importa que sean mis hermanos, mi familia es Merlo y la gente de la barra. Mato y muero por ellos", explicaba Dante hace unos años.

Según los testigos, tres sospechosos estaban a bordo de un auto rojo cuando interceptaron a Salazar en el cruce de las calles Alem y Bariloche y sin mediar palabras le dispararon cinco veces.