GENDARME ABATIÓ A UN CACO E HIRIÓ A OTRO

PRECINTO56-Un suboficial de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) abatió a balazos a un delincuente, de 18 años, que pretendió desvalijarle la vivienda y que lo amenazó con una pistola de aire comprimido.

El cruento suceso se registró en la localidad bonaerense de Ingeniero Juan Allan, en el partido de Florencio Varela y el suboficial, que se encuentra libre porque la Justicia entendió que obró en legítima defensa, hirió a un cómplice del occiso, que resultó ser un menor, de 14.

Los voceros de los tribunales de Quilmes revelaron que el hecho se produjo cuando los malvivientes ingresaron con fines de robo a la finca del gendarme, situada en el cruce de 1211 y 1278, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial.

Trascendió que el efectivo de seguridad, quien en dichos momentos descansaba tranquilamente, escuchó ruidos procedentes del garaje de la casa, oportunidad en la que sorprendió a los ladrones.

En estas circunstancias, uno de los malvivientes apuntó al suboficial con una pistola y entonces la víctima se defendió a disparos, ocasión en la que abatió a uno de ellos, identificado como Marcelo Toledo, de 18 años, e hirió en las piernas al otro sujeto, llamado Juan Ignacio, de 14.

Momentos después, los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de Florencio Varela trasladaron al adolescente, de urgencia, al Hospital Mi Pueblo, en el mencionado partido.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, posteriormente se estableció que los delincuentes habían entrado a esa casa con una pistola de aire comprimido.

Servidores públicos de la comisaría de Ingeniero Allan (6ª de Florencio Varela) se encargan de investigar lo ocurrido.

Intervino en la causa el doctor Hernán Daniel Bustos, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 5 de Florencio Varela, dependiente del departamento judicial de Quilmes.