TIRÒ A SU BEBÈ AL RÌO Y SE FUE A UN BAR

PRECINTO56-Un pequeño bebé, identificado como Zakari William Bennett-Eko, murió en el hospital tras ser hallado con leves signos vitales en el río Irwell en Radcliffe, en el estado inglés de Bury.

Zak Eko, el padre del menor, de tan solo 22 años de edad y autor material del crimen que horroriza a la opinión pública británica, compareció ante el tribunal de Manchester donde enfrentará el cargo de "homicidio involuntario".

El asesino no presentó declaración durante la breve audiencia que tuvo ante la justicia. Emma Blood, la madre de Zakari, previamente rindió homenaje a su hijo y dijo que tenía una "sonrisa que derretía corazones". Algunas familias fueron a dejar flores y peluches en el escenario del horrible crimen.

Según informaron las autoridades, el menor fue encontrado en el agua en un estado crítico de salud tras ser arrojado por su padre, quien luego fue con un grupo de amigos a un bar.

Los servicios de emergencia lo trasladaron de inmediato a un hospital cercano para tratar de salvarle la vida, pero los esfuerzos de los profesionales de la medicina no fueron suficientes y el pequeño Zakari murió.

"Es difícil comprender lo que sucedió y no voy a poder ver crecer a mi bebé para ser el hombre decente y guapo que sabía que se convertiría", relató Emma a medios locales.