UN IMPUTADO POR EL CRIMEN DE REINA

Precinto56-Micaela Acuña, de 18 años y reina de la Fiesta del Ternero, fue hallada en el río Paraná, en la provincia de Corrientes, el pasado sábado por la Prefectura Naval. El fiscal de Instrucción Eugenio Balbastro analiza imputar ahora a uno de los ocupantes de la canoa desde donde la joven cayó y murió ahogada.

"El exceso de pasajeros es el punto principal de la causa. Creemos la posible imprudencia de uno de ellos, que decidió embarcar a seis personas a una canoa de insuficiente capacidad. Esto facilitó la vuelta campana que causó el naufragio y la posterior muerte de Micaela", dijo Balbastro a ellitoral.com.ar.

Trascendió en varios medios de comunicación que el cadáver fue hallado desnudo, Balbastro lo desmintió y aseguró que se encontraba con ropa de baño. El fiscal afirmó que la canoa no contaba con los elementos de seguridad, incluyendo salvavidas y sogas, e incluso no tenía la certificación naútica.

"Todavía faltan varias diligencias. Estamos a la espera de resultados, muestras, estudios químicos y declaraciones", finalizó. Los investigadores tienen más dudas que certezas, pero a la vez suman datos claves para saber cómo murió Micaela.

Aunque al principio los investigadores pensaban que el cuerpo de Micaela había sido visto flotando en el río, con las primeras pericias en el terreno pudieron determinar que el cadáver en realidad estaba ubicado en el mismo lugar donde cayó.

Todo sucedió entre el jueves por la noche y el viernes por la mañana. Micaela acampaba a orillas del río con cinco amigos cuando decidieron subirse a una barcaza.

En un momento, esta se dio vuelta, ellos pudieron regresar a tierra, pero la joven no consiguió salir. Personal de Prefectura Naval (PNA) encontró el cuerpo de Micaela a las 10.45 de la mañana del sábado a la altura del kilómetro 1462,5, en una zona conocida como "la exchanchería".

Sus amigos ya declararon en sede judicial: dijeron que en la madrugada del viernes quisieron pasear por el río porque el calor no los dejaba dormir.

Ellos se habían instalado en un lugar que no está habilitado como balneario ni como campamento. Familiares y amigos despidieron el domingo los restos de Micaela en Villa Olivari, donde había nacido 18 años atrás, con profundo dolor por lo sucedido.

Antes de entregar el cuerpo a la familia se le realizó la autopsia, cuyos resultados fueron entregados a los investigadores.