"CLAN BENITEZ" PIDEN 50 AÑOS PARA EL LÍDER

Precinto56-Una fiscal de Bahía Blanca pidió este viernes que se condene a 50 años de prisión al líder del llamado "Clan Benítez", acusado junto a su hermano y su madre de haber mantenido cautivas durante varios meses a dos mujeres, que fueron torturadas, abusadas sexualmente y hasta mordidas por perros.

La fiscal de Delitos Sexuales, Marina Lara, formuló el pedido en el marco de la jornada de alegatos ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1, integrado por los jueces Ricardo Gutiérrez, Hugo De Rosa y Claudia Fortunatti.

Por el hecho, se encuentran imputados Fernando Benítez (27), su hermano Gonzalo (26) y la madre de ambos, Nélida Esther Llanos (66), mientras que las víctimas fueron Aldana García (18) y Andrea Santa Cruz (23).

Lara solicitó para Fernando Benítez 50 años de prisión por los delitos de "tentativa de homicidio agravado por el vínculo y mediar violencia de género, abuso sexual con acceso carnal reiterado, privación ilegal de la libertad agravada y suministro gratuito de estupefacientes".

En tanto, la agente fiscal pidió que se condene a Gonzalo Benítez y a Llanos a 11 años y seis meses de prisión por considerarlos partícipes necesarios de "privación ilegal de la libertad agravada" y que se proceda a su detención en caso de que se coincida con la acusación, ya que ambos llegaron al debate en libertad.

Durante el alegato, la fiscal dijo que las dos víctimas del hecho "estaban permanentemente amenazadas de muerte" y que el propósito de Fernando Benítez "era de darles muerte" producto de distintos golpes en la cabeza y en el cuerpo, y hasta por mordidas de un perro Pitbull que estaba en la finca.

También hizo mención a que el hombre obligaba a las mujeres a tener relaciones sexuales y en el caso de una de ellas la "penetró con un destornillador, previo a calentarlo para luego introducirlo".

"El desprecio por la vida de Aldana y de Andrea y la finalidad de querer ocasionares la muerte ha quedado reflejada en los distintos testimonios", explicó la fiscal, quien agregó que el hermano mayor no les daba comida ni agua a las mujeres y que "las condiciones de higiene eran infrahumanas".

"El resultado final era lesionarlas, torturarlas hasta matarlas", sostuvo Lara ante los jueces, al indicar que "no quedan dudas de la perversidad y el comportamiento de Fernando Benítez" en perjuicio de las víctimas.

Al hablar sobre Llanos y su hijo Gonzalo, la agente fiscal expresó que "no caben dudas, teniendo en cuenta las pequeñas dimensiones de la vivienda, que sabían que las víctimas estaban privadas de su libertad".

Además, sostuvo que ambos "le pasaban parte a Fernando, cuando no estaba en la casa, sobre lo que hacían las chicas" y que "escuchaban los golpes, gritos y los llantos de las víctimas".

Por último, la fiscal expresó que las víctimas sufrieron daños psicológicos, ya que ninguna pudo realizar terapia porque no quieren revivir los hechos, y estéticos, en referencia a las cicatrices, la desfiguración de sus rostros y de sus piernas por las lesiones padecidas.

El veredicto será dado a conocer la semana próxima en día y horario a confirmar.

Los hechos fueron descubiertos el 26 de marzo del año pasado, cuando García logró escapar de la vivienda de la familia Benítez y se dirigió a la casa de su madre, a quien le contó que había estado secuestrada y habían abusado de ella.

Debido a la gravedad de las heridas que presentaba, fue internada en terapia intensiva, pero antes de perder el conocimiento, logró revelar el lugar dónde había estado y nombró a Fernando Benítez, por lo que los investigadores allanaron el domicilio del sospechoso.

Casi al mismo tiempo que la Policía llegó a la casa, la madre de los hermanos llamó al 911 y dijo que en el patio había "una chica mordida por perros" con la intención de desligarse de los hechos.

Luego, los policías ingresaron a la vivienda, detuvieron a los tres integrantes de la familia y hallaron a la otra mujer con lesiones en todo su cuerpo.