YA SON TRES LOS DETENIDOS POR EL CRIMEN DEL MAGO Y SU NOVIA

Precinto56-Los investigadores del doble crimen del mago y de su novia en la localidad bonaerense de  San Fernando ya detuvieron a tres personas acusadas de participar en el brutal asesinato a golpes y puñaladas.

El último detenido es un hombre con antecedentes penales que fue capturado en una villa del partido de Quilmes, informaron fuentes judiciales y policiales.

Se trata de Roberto Juan Alegre (41), quien fue localizado en horas de la tarde por personal de la comisaría 1ra. quilmeña en un domicilio de la villa Luján de ese medio, en el sur del conurbano.

Según las fuentes judiciales, un vecino reconoció al sospechoso por las fotografías que se difundieron por los medios y llamó al 911.

De acuerdo a la denuncia policial, este hombre fue visto ingresar a un domicilio ubicado en la calle Alfonsina Storni, entre Sierra y la autopista Buenos Aires-La Plata, y con una mochila roja.

Ante esta situación, los policías de la seccional y de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) San Isidro rodearon la manzana y lo detuvieron cuando intentó escapar a la carrera.

Una fuente de la pesquisa indicó que al momento de ser descubierto por los efectivos, el acusado dijo "perdí...yo tuve que ver con el robo del mago, no tengo armas".

En poder del sospechoso, los policías secuestraron un teléfono celular, 2000 pesos y una mochila con ropas, entre ellas, un pantalón con manchas que podrían ser de sangre.

Y tras la captura, el acusado iba a quedar alojado en la DDI San Isidro.

Según los investigadores, Alegre tiene radicado un domicilio en el partido de Berazategui y cuenta con una serie de antecedentes en zona sur.

Entre los registros de su prontuario figuran una causa del 4 de febrero de 2003 por robo simple en grado de tentativa en el departamento judicial Quilmes, y en enero de 2017 tuvo dos causas, una por robo y otra por tentativa del mismo delito, en el partido de Berazategui.

Además de Alegre, otras dos sospechosos ya habían sido detenidos: son Rubén Grasso, arrestado en Quilmes, sospechado como el presunto asesino y Alexis Bonnet.