CONDENADO POR MATAR A UN WICHI

Precinto56-Un hombre fue condenado a ocho años de prisión por haber asesinado de una puñalada en el tórax a un miembro de una comunidad wichi de la localidad salteña Luis Burela, ocurrida en enero de este año, informaron fuentes del Ministerio Público de Salta.

Se trata de Roberto Vega (54), quien fue condenado a la pena de 8 años de prisión efectiva por el homicidio de Baltasar Yance, miembro de la comunidad wichi Enacore, de la localidad de Luís Burela, ubicada a 251 kilómetros de la capital salteña, en el departamento Anta.

El hecho ocurrió en enero de este año, en un predio abandonado de la localidad de Apolinario Saravia, también del departamento de Anta.

Allí, la víctima se encontraba reunida con otros tres hombres, con los que participaba de un encuentro con ingesta de bebidas alcohólicas.

Uno de los participantes de la reunión se presentó en una dependencia policial, dio aviso del hecho y señaló a otro de sus amigos como el autor del crimen, por lo que personal de la fuerza se presentó en el lugar.

Los efectivos encontraron el cuerpo sin vida de Yance en la vía pública, ya que, al recibir la herida de arma blanca, intentó huir del lugar y pedir ayuda, pero falleció antes de poder hacerlo.

El informe de autopsia reveló que Yance presentaba una herida de arma blanca en el tórax y que el deceso se produjo por shock hipovolémico y taponamiento cardíaco.

Al principio, los tres acompañantes de la víctima fueron detenidos y se logró secuestrar un cuchillo tipo carnicero, con una hoja de 15 centímetros de largo, con el que se habría cometido el hecho, además de prendas de vestir y otros elementos de interés para la causa, que fueron sometidos a pericias.

De las medidas probatorias realizadas, se logró establecer que el autor de la puñalada mortal resultó Vega, quien fue imputado por "homicidio simple".

El fiscal penal de Joaquín V. González, Gonzalo Gómez Amado, representó al Ministerio Público ante la Sala II del Tribunal de Juicio del Distrito Judicial de Metán en la audiencia de juicio abreviado, y la jueza Carolina Poma, tras recibir la confesión del acusado y la aceptación de los hechos imputados, lo condenó.

En el mismo fallo, la magistrada dispuso la extracción de material genético del imputado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), para su incorporación en el Banco de Datos correspondiente.