BUSCAN A JOVEN DE PILAR DESAPARECIDO

PRECINTO56-Pasan los días y crece la angustia por Tobías Mazzoletti, el joven de 20 años desaparecido desde el martes último, cuando salió de su casa de la localidad de Fátima rumbo a una academia de inglés en el centro de Pilar.

Personal policial y bomberos de la División K9 con perros recorrieron la zona de la estación de trenes del San Martín, en Pilar, siguiendo el dato de una cámara que aparentemente lo ubicaba en el andén a punto de subirse a un tren.

Minutos después, el operativo se trasladó a la calle Lauría, a metros del hospital, tras el testimonio de una mujer que dijo haberlo visto durmiendo en un estacionamiento.

Pero también resultó negativo, y volvieron al centro de transferencia de la estación. Si bien el operativo iba a continuar en la zona de la ex fábrica militar, finalmente se trasladó a las inmediaciones de la estación de Retiro, donde habría sido captado por las cámaras de seguridad. Pero, hasta el momento todo fue en vano.

Con el correr de las horas, las especulaciones y los rumores aumentan. Su familia y sus amigos aseguran que el joven no dio indicios de haber tenido ningún problema y se encontraba de buen ánimo. Mazzoletti salió el martes cerca de las 17.30 de su casa en Fátima para ir a clases de inglés en Oriol College, academia ubicada sobre la calle Fermín Gamboa al 500, en pleno centro de Pilar.

Alarmada porque no regresaba, su mamá intentó comunicarse con él, pero el teléfono comenzó a dar apagado. Luego sus familiares y amigos corroboraron que su última hora de conexión y actividad en redes sociales coincidía con el horario en el que salió de su vivienda.

Ante la falta de respuestas de su hijo, la mujer llamó a la academia de inglés, de donde le informaron que Tobías nunca había llegado a clases.

Tras radicar la denuncia en el destacamento de Fátima, comenzó una intensa búsqueda, que incluyó el análisis de cámaras de seguridad, además de rastrillajes con perros.

Tobías vestía una bermuda negra, una remera y un buzo bordó, y llevaba una mochila negra. El joven de Fátima mide 1,75, es de tez trigueña y tiene varios tatuajes en sus brazos.