PREVENTIVA PARA ACUSADO DE UN CRIMEN

PRECINTO56-El fiscal a cargo de la causa que investiga el asesinato a puñaladas y patadas de una joven trans cerca de la estación terminal de la ciudad de La Plata hace 10 días pidió hoy la prisión preventiva para el único acusado.

El pedido recayó sobre Tomás Cerletti (22), acusado del "homicidio doblemente calificado por alevosía y ensañamiento" de "La Chicho" Chirino, apodo que tenía la víctima.

Ahora, el planteo de la fiscalía debe ser resuelto por la jueza de Garantías Marcela Garmendia.

Marcelo Romero también solicitó, junto con la preventiva, pericias para determinar si Cerletti es imputable o no y los estudios psiquiátricos y psicológicos se realizarán los días 2, 4 y 6 de diciembre en la Asesoría Pericial de la Suprema Corte.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado 26 de octubre en la calle 2, entre 41 y 42, adonde se trasladaron efectivos del Comando de Patrullas local después de ser alertados sobre al presencia de una persona gravemente herida en la cabeza, en la espalda y en el torso.

Al arribar al lugar, los efectivos constataron que la víctima estaba tendida en el suelo, por lo que fue trasladada al Hospital San Martín, donde murió a raíz de las heridas sufridas.

Los pesquisas policiales siguieron rastros de sangre que había en la calle donde había sido atacada Chirino, los cuales los condujeron hasta un domicilio situado en la calle 41 al 469, entre 2 y 3, que fue registrado por disposición del fiscal Romero.

Allí, los policías apresaron a Cerletti y a su padre, Fabián (62), quien posteriormente fue excarcelado aunque quedó imputado de tenencia de arma ya que en su casa se hallaron una carabina 22, una escopeta calibre 12 y un revólver 22, todas sin numeración; una pistola, tres cargadores, proyectiles y dos rifles de aire comprimido.

Romero obtuvo las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona en las que quedó registrado el ataque, donde a lo largo de un minuto se ve cómo Chirino es atacada decenas de veces a puñaladas en la espalda, la cabeza y el torso, aún cuando ya se encontraba herida en el suelo.

La hipótesis de que el crimen haya sido por homofobia, que surgió a partir de un supuesto piropo de la víctima hacia el agresor, no está firme ya que surge de los dichos de un testigo alojado en la comisaria donde permanece preso Cerletti, pero tampoco está descartada.

Al ser indagado, Cerletti insultó al fiscal y se negó a declarar. "Vos sos un sorete", le dijo el imputado a Romero.

Luego de ese insulto, el sospechoso fue retirado del despacho con custodia, mientras que la jueza de Garmendia dispuso que continúe detenido hasta que se resuelva su situación procesal.