DESAFECTARON A LOS JEFES DE COMISARIA DE QUILMES

PRECINTO56-Tras la fuga de once internos de la Comisaría Tercera de Quilmes, la Auditoria General de Asuntos Internos de la policía bonaerense desafecto al titular de la misma, a su segundo y tres miembros más de la fuerza.

En tanto, uno de los fugados fue recapturado y se buscan intensamente al resto de los presos.

"Se decide desafectar al titular de la comisaría Miguel Ángel Coch y al segundo jefe Ruben Darío Banegas. También al oficial de servicio, Jorge Fabián Omar Yolan y al imaginaria Elías Nicolás Castillo y al ayudante de judiciales Matías Javier Gómez", informó Asuntos Internos debido a la fuga.

De acuerdo con lo que le informaron fuentes policiales , un oficial abrió la puerta de uno de los calabozos para darles la comida a los internos y, mientras estaba dentro de la celda, uno de los detenidos lo empujó y cayó al suelo.

Entonces once presos que salieron corriendo hacia el patio de la comisaría, donde lograron abrir el portón, que estaba sin llave, y huyeron por la avenida 12 de octubre.

Un oficial comenzó a perseguirlos hasta el cruce con la calle Aristóbulo del Valle, a una cuadra de la seccional, y al ver que varios de los detenidos intentaban subir a un Renault Megane color gris, efectuó un disparo con su arma reglamentaria. Aunque minutos más tarde, uno de los fugados fue detenido a pocos metros de su vivienda.

Los once evadidos fueron identificados como Eduardo Ezequiel Ramírez; Ignacio Alejandro Cardentes; Ulises Gastón Cabaña; Gonzalo Emmanuel Sotelo; Walter Alberto Luján; Adrián Muñoz; Luis Alberto Navarro; Aldo Adolfo Pérez; Alan Xavier Villalba (quien fue recapturado); Mariano Ezequiel Arancibia y Jorge Adrián Torres.

Los voceros indicaron que la mayoría de los presos fugados estaban detenidos por robo, y que en el momento de la huida en la seccional había 50 presos, cuando la capacidad máxima de la dependencia es de 12 internos.

Interviene en la causa la fiscal Karina Gallo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Quilmes, quien ordenó el relevamiento de las cámaras de seguridad ubicadas en la zona y otra serie de medidas con el fin de recapturar a los evadidos.

Además le tomó declaración a los policías que se encontraban en la comisaría al momento del hecho, pero al momento no adoptó ningún temperamento legal hacia ellos.