AUTOPSIA SOBRE MUJER ASESINADA EN LA MATANZA

PRECINTO56-El cuerpo descuartizado de la mujer, hallado el pasado martes en el barrio San Pedro, en el partido bonaerense de La Matanza, tenía 21 puñaladas en el hombro, cuello, cabeza y antebrazo; y no presentaba signos de defensa ni de abuso sexual, reveló el resultado de la autopsia.

Durante las últimas horas, los investigadores procuraron identificar a la víctima a través de un tatuaje y de las denuncias de averiguación de paradero en comisarías de la zona.

Según el registro de una cámara de seguridad, el cuerpo fue arrojado a las 5.14 de la madrugada en el cruce de las calles Torquinst y José Hernández de la mencionada localidad del oeste del conurbano; y minutos después, un matrimonio descubrió el cadáver y llamó a la línea de emergencia 911.

Fuentes policiales informaron que personal de la Comisaría 2ª Este de Altos de Laferrere concurrió al lugar y constató en plena calle y junto al cordón de la vereda que había un bulto empaquetado con frazadas y una sábana roja desteñida, en que sobresalía un pie.

Los efectivos, que pensaron en un principio que era el cadáver de un hombre, preservaron la escena para el trabajo del personal de la Policía Científica.

Al lugar llegó el fiscal Claudio Fornaro, de turno en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) temática de Homicidios de La Matanza, quien supervisó el trabajo de los peritos.

Al abrir el envoltorio, los investigadores advirtieron que era el cadáver de una mujer que estaba semidesnuda, con una bolsa de nailon colocada en la cabeza y atada con sogas.

De acuerdo al resultado de la autopsia practicada en la tarde del martes, la mujer fue asesinada de 21 puñaladas que le provocaron lesiones vitales, 8 de las cuales fueron en el hombro, 7 en la cabeza, 5 en el cuello y una en el antebrazo.

Asimismo, según el informe preliminar de la necropsia, la data de muerte fue estimada entre 12 y 24 horas y el cadáver no presentaba signos de defensa ni de abuso sexual, mientras que la bolsa en la cabeza fue colocada post mortem.

En el cuerpo también encontraron rastros de arena, tierra, y pelos de animales, por lo que presumen que fue arrastrada en otro lugar y que la escena del crimen es secundaria, ya que sólo fue el sitio de descarte de la víctima, añadieron los voceros judiciales.

Los pesquisas avanzan en identificar a la mujer, de entre 35 y 45 años, según estableció el informe forense.