CINCO AÑOS POR CONDUCIR BORRACHO, CHOCA Y MATAR A TRES MUJERES

PRECINTO56-El conductor que en estado de ebriedad embistió con su auto otro vehículo en el que se trasladaban cinco mujeres y provocó la muerte de tres de ellas y lesiones graves a las otras dos, fue sentenciado este jueves a 4 años y 6 meses de cárcel en los tribunales penales de la capital tucumana.

Dante Juárez fue sentenciado esta tarde a 4 años y 6 meses de prisión e inhabilitación de 10 años para conducir vehículos, tras ser declarado culpable por el delito de homicidio culposo de Natalia Ariñez, Marianella Triunfetti (militantes de la organización HIJOS) y Alejandra Wurschmidt (docente de escuelas rurales) y por lesiones culposas provocadas a Julia Albarracín y a Silvia Sandoval.

El choque ocurrió cuando el acusado cruzó de carril en estado ebriedad para escapar de un control policial en la autopista que une la capital tucumana con Famaillá, en 2016.

El fiscal Carlos Sale, que durante su alegato pidió 9 años de prisión para Juárez sostuvo que "quedó debidamente probado que el imputado se encontraba en estado de ebriedad (1.79 según las pericias) y con ojotas en sus pies, y aún así decidió conducir a sabiendas que podía causar daños a terceros".

"Con total desinterés intentó cruzar la banquina a alta velocidad para cambiar de carril y evadir un control policial, que había en el lugar, chocando contra el automóvil Clio", en el que se movilizaban las víctimas, indicó el fiscal y pidió al tribunal 9 años de prisión.

La tarde del accidente las cinco mujeres volvían en el auto de Ariñez (ella lo conducía) de haber participado en una jornada de Memoria en La Escuelita de Famaillá, "el cual fue centro clandestino de detención desde principio del 75 hasta marzo del 76, y actualmente funciona como Espacio para la Memoria y Promoción de los Derechos Humanos", según contaron las sobrevivientes.

Por su parte, el abogado Pablo Gargiulo querellante representante de Julia Albarracín, víctima sobreviviente, y la familia de Ariñez, quien falleció a causa del choque, dijo que "no hay ninguna prueba que demuestre que el medio ambiente, el estado vial o una falla mecánica haya causado el choque".

"El imputado Juárez no perdió el control del auto como declaró ante los jueces si no que realizó una maniobra a alta velocidad para evitar un control policial" y explicó la maniobra fue en línea recta y sin intención de evitar la coalición con el auto donde venían las mujeres, al que chocó del lado izquierdo provocando la muerte de tres de las pasajera y produciendo graves lesiones a otras dos.

Luego de conocer la sentencia Gargiulo señalo: "vamos a esperar los fundamentos para ver en que se basó el tribunal para llegar a esta decisión y la vamos a apelar en casación porque es un fallo que no hace justicia y que está basado en dogmatismo e ideas preconcebidas".

Julia Albarracín, en tanto, dijo que "hoy le tocaba a los jueces demostrar que esto no podía quedar impune e hicieron lo contrario, pero por supuesto que vamos a apelar aunque sea muy difícil porque estamos ante una sentencia unánime".