ABATIDO AL INTENTAR SECUESTRAR A UN POLICÍA

PRECINTO56-En la localidad bonaerense de Pablo Podestá, un oficial de la Unidad de Policía de Prevención Local (U.P.P.L.) abatió en un tiroteo a uno de los 3 delincuentes que intentaron secuestrarlo. La víctima está en libertad, por haber obrado en legítima defensa.

Voceros de los tribunales de San Martín revelaron que el hecho se produjo en Juan XXII al 2000, casi en el cruce con Leandro Alem, cuando el efectivo policial, quien se hallaba franco de servicio y vestido de civil, se desplazaba a bordo de un Chevrolet Corsa gris rumbo a la casa de su novia, oportunidad en la que fue interceptado con intenciones de robo por 3 individuos armados, quien se movilizaban en un Ford Focus rojo.

Trascendió que 2 de los sujetos bajaron del Ford Focus y obligaron a la víctima, de 34 años, a introducirse en el este rodado, pero entonces el damnificado comenzó a forcejear con uno de los malvivientes, que en esos momentos se encontraba en el asiento trasero del vehículo.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el servidor público extrajo una pistola Bersa Mini Thunder 9 milímetros y se defendió a disparos, a su vez que se arrojó del Ford Focus, que ya estaba en movimiento.

Mientras tanto, uno de los delincuentes, que había sido herido por el oficial, bajó del Focus y trató de escapar a la carrera por la calle Alem, pero el sujeto cayó abatido a 150 metros del automóvil, ocasión en la que se estableció que tenía colocados guantes de látex y que empuñaba una pistola 11.25 Ballester Molina, carente de numeración y con la inscripción Ejército Argentino.

Pesquisas policiales de la comisaría de Pablo Podestá (5ª de Tres de Febrero) realizan diferentes operativos destinados a localizar a los demás hampones.

Integrantes de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) se hicieron cargo de las pericias.

Fabricio Donato Ióvine, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 1 del departamento judicial de San Martín, tramita la causa, que fue caratulada "robo agravado por el uso de arma de fuego y homicidio en legítima defensa".