TENIA SECUESTRADA A SU NOVIA EN VARELA

PRECINTO56-Una mujer de 24 años fue convertida en esclava sexual y estuvo secuestrada durante semanas por su novio, quien, a los pocos meses de convivencia, convirtió su casa en una cárcel y hasta soldó las persianas de hierro para que no pudiera escaparse, hasta que la joven aprovechó un descuido y logró huir hasta llegar a una comisaría en Florencio Varela, donde radicó una denuncia que culminó con la detención de agresor.

Mariana se había enamorado de Julio, también de 24 años, quien al principio demostraba ser una persona normal. La relación progresó rápidamente y él la invitó a vivir en su casa del barrio San Jorge, ubicada en a calle 540 al 1300.

Todo era color de rosas hasta que, pocos días después de que ella se radicara en la vivienda, él se fue a trabajar y la dejó encerrada con llave. No quería que saliera a la calle. Para eso, además, soldó las persianas de hierro de las ventanas.

La relación se convirtió en un infierno. Mariana se negaba a tener todo tipo de contacto con su secuestrador y la situación empeoró. Julio comenzó a abusar sexualmente de ella, la maltrataba y la obligaba a realizar las tareas domésticas de la casa.

Así pasaron semanas, sin que la joven tuviera contacto con el exterior. Hasta que, en un descuido del perverso sujeto, la joven logró salir a la calle y comenzó a correr. Así llegó hasta la Comisaría 1era. de Florencio Varela, donde presentó una denuncia por el calvario al que había sido sometida.

La Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 8 de Quilmes, a cargo del fiscal Alejandro Ruggeri, comenzó una investigación por los delitos de "Abuso sexual con acceso carnal reiterados, en concurso real con Privación ilegítima de la libertad agravada".

En ese marco, el Juzgado de Garantías N° 6 de Florencio Varela, bajo las órdenes del doctor Diego Agüero, aprobó dos órdenes de allanamientos para capturar al sospechoso, quien fue interceptado por efectivos policiales cuando llegaba a la casa en la que había secuestrado a su pareja.