AÙN NO IDENTIFICARON A LA MUJER ASESINADA EN CA

PRECINTO56-La mujer que el pasado miércoles fue hallada asesinada a golpes en la cabeza en unos pastizales de la localidad bonaerense de González Catán en La Matanza, aún no pudo ser identificada y sus huellas, dos anillos y la ropa son las únicas pistas, informaron fuentes policiales y judiciales.

"Su identidad aún es un misterio. Estamos esperando que a partir de las fichas dactiloscópicas que se le tomaron, se la pueda identificar en alguna base de datos", afirmó un investigador judicial.

Los pesquisas indicaron que la víctima no presentaba ningún tatuaje y como elemento distintivo, los médicos forenses que hicieron la autopsia, sólo le sacaron del dedo anular de la mano izquierda dos anillos plateados.

Respecto a las pocas prendas de vestir que llevaba colocadas la víctima -de la cintura para abajo estaba desnuda-, y quizás sirvan para que alguien la identifique, las fuentes detallaron que son una musculosa negra, un chaleco gris inflable y un par de medias tipo soquete color negras con vivos blancos.

La autopsia realizada el pasado miércoles confirmó, tal como ya había observado el médico de Policía Científica que fue a recolectar el cadáver al lugar del hecho, que la causa de la muerte fue un traumatismo de cráneo con fractura de base y macizo facial, y que también tenía fracturado el tabique nasal.

La mujer, que aparenta tener un poco más de 30 años, mide aproximadamente 1,60 metros, tiene tez blanca y cabello largo oscuro, no presentaba signos de sujeción ni lesiones compatibles con abuso sexual con acceso carnal, aunque se realizaron los hisopados correspondientes.

Además, se le extrajo sangre para un examen toxicológico a fin de establecer la presencia de alcohol y/o drogas y se descartó que estuviese embarazada, como especularon los vecinos que la encontraron.

El hallazgo se produjo alrededor de las 7 del pasado miércoles en el cruce de las calles Llerena y Leonardo Da Vinci, donde personal de la comisaría 1ra. de la Jefatura Distrital Sur de La Matanza concurrió ante un llamado de emergencia al 911 efectuado por vecinos.

Algunos vecinos dijeron a la prensa que a la medianoche anterior habían escuchado gritos de una mujer pidiendo ayuda.