PAREJA DE TORTURADORES DETENIDA

PRECINTO56-Pesquisas policiales de la comisaría 5ª de Merlo detuvieron, en la localidad bonaerense de Pontevedra, a un individuo, de 27 años, y a su mujer 28, quienes eran intensamente buscados por haber raptado y torturado a un indefenso joven con discapacidad mental, tras haberlo acusado de consumar un asalto en una quinta en dicha zona.

Las hienas filmaron los horrendos tormentos que padeció la víctima y después los subieron a las redes sociales. El tremendo suceso había ocasionado, en su momento, gran consternación en la sociedad.

Voceros del departamento judicial de Morón revelaron que los efectivos de esa seccional apresaron a los implicados, llamados Ezequiel Gerardo y Tamara Soledad, de 27 y 28 años, respectivamente.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el aberrante hecho se produjo el 6 de octubre pasado cuando los forajidos, que portaban armas de fuego, interceptaron a un muchacho, de 29 años, quien padece un retraso madurativo, a quien introdujeron por la fuerza en un vehículo y de inmediato lo trasladaron hasta una quinta situada en el cruce de Nicasio Oroño y De Los Españoles, en el citado distrito, donde lo sometieron a escalofriantes torturas al imputarlo de haber concretado un robo en dicha vivienda, en el oeste del conurbano provincial.

Como consecuencia de lo ocurrido, en su momento, los efectivos de seguridad habían realizado un allanamiento en la mencionada quinta, donde incautaron una pistola Colt 11.25 y una carabina Mauser 22, aunque no localizaron a los brutales torturadores.

“Mi hermano tiene una mentalidad de un chico de 10 años y creemos que un conocido lo habría mandado a robar”, dijo, en su momento, María Micaela, que es hermana del muchacho.

"Encontré a mi hermano moribundo, casi arrastrándose por el suelo y lo llevé al hospital, donde constataron sus lesiones. Al ver que tenía cortes en la cabeza, intentaron coserlo pero no pudieron porque estos salvajes pusieron pegamento dentro de sus heridas", agregó la mujer, de 22 años.

Posteriormente la joven añadió: "Mientras que estaba cuidando a mi hermano, una amiga me mandó un video a través de WhatsApp que le había llegado por parte de una vecina. Era un video viral. Cuando lo abrí, observé a mi hermano siendo torturado por un grupo de jóvenes que no muestran la cara. Me volví loca, me llené de impotencia".

El archivo muestra cómo la infortunada víctima permanece inmovilizada y sentada en una silla, donde un grupo de pervertidos se burla de su condición e intentan dañarlo con un cuchillo mientras la víctima suplica que no la lastimen.

"Cortale el brazo, dale", se escucha decir a uno de los torturadores

"Tenía toda la espalda golpeada y la cola también. Cuando vi esos moretones le pregunté si había sido abusado. Efectivamente me dijo que intentaron violarlo pero que logró evitarlo. Tiene mucho miedo, está asustado y no recibimos ayuda de nadie", sostuvo María Micaela. 

Intervinieron en la causa, que fue caratulada “Privación ilegal de la libertad agravada por condición de discapacitado, amenazas agravadas por el uso de arma, tenencia ilegal de arma de guerra y lesiones leves”, la Unidad Funcional N° 5 y del Juzgado de Garantías N° 2, ambos pertenecientes a los tribunales de Morón.