ACUCHILLADA PELEA POR SU VIDA

PRECINTO56-Una joven de 22 años y madre de dos pequeños hijos fue atacada a golpes y acuchillada en su casa de la ciudad de Santa Rosa, La Pampa, y por el ataque buscan a su pareja, que escapó.

La herida, identificada como Nadia Lucero, permanecía internada en muy grave estado en el hospital Lucio Molas de esa ciudad, en cuya puerta fue abandonada tras el ataque, añadieron las fuentes.

En tanto, los pesquisas procuran localizar al sindicado agresor, que escapó tras el hecho, mientras que la Secretaría de la Mujer del gobierno pampeano difundió por sus redes sociales su foto para que eventuales testigos llamen a la policía.

"Laureano González. Si lo ves comunicate con la policía (101). Está prófugo. Es el principal sospechoso del ataque a Nadia Lucero", dice el texto que figura a un costado de la foto del sindicado atacante.

De acuerdo con la pesquisa, el hecho ocurrió este lunes en una casa del barrio Escondido de Santa Rosa, donde la víctima vive con sus hijos de 2 y 5 años.

Una amiga de Nadia contó a la prensa local desde la puerta del hospital que el estado de la víctima "es crítico". "Pedimos Justicia para que no quede impune. Él está prófugo, era una relación muy toxica que terminó con lo ocurrido, la torturó tres horas más o menos en la casa".

Familiares y amigos de la joven se reunieron en el hospital y luego frente a los tribunales locales para reclamar justicia y la detención del acusado, quien fue visto por última vez en la zona del Casino de Santa Rosa, sobre la avenida Circunvalación, tras el ataque.

Su estado es "muy grave", dijo su papá en diálogo con Diario Textual. "No hay mejoría. Los médicos me dijeron que el riesgo de muerte es muy grande. Tiene complicados riñones y pulmones. Está entubada y en coma", dijo Lucero.

El padre de la joven sembró dudas sobre el accionar de la guardia policial del hospital. "Resulta que el agresor entra con mi hija, la deja sobre una camilla y se va sin que nadie le diga nada. ¿Por qué no lo detuvieron ahí?", se preguntó.

"Además, ayer a las 11.30 me avisaron que lo estaban viendo circular por la ciudad. Como yo no tenía con qué salir y estoy operado de la rodilla, fui a avisarle al policía de la guardia y me dijo que él no tenía nada que ver" reclamó.