VIOLÒ DURANTE 20 AÑOS A SU HIJA Y TUVIERON CUATRO CHICOS

PRECINTO56-Un albañil de 57 años de edad fue detenido acusado de abusar sexualmente de su hija durante 20 años en la ciudad santafesina de Arequito.

El imputado vivía junto con su hija y sus cuatro nietos, que serían producto de las violaciones sistemáticas a las que sometió a la víctima durante dos décadas.

La mujer, de 33 años de edad, comenzó a ser abusada por su padre desde chica y nadie sabía del calvario que padecía.

La mujer rompió el silencio y presentó la denuncia en la Comisaría de la Mujer de Casilda y el albañil fue detenido. La madre de la víctima se había separado hace varios años del abusador y había dejado a su hija en manos del acusado.

"Están tan enfermos que quieren aparentar ser puritanos", dijo un vecino al portal Casilda Virtual, haciendo referencia a los nombres de origen bíblico con los que el hombre había bautizado a sus "hijos-nietos". Algunos vecinos dijeron que era un secreto a voces, pero, como la víctima no denunciaba, no se podía hacer nada.

Ella finalmente pudo hacerlo y la causa fue caratulada como "abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo" y quedó a cargo del fiscal Juan Pablo Baños, quien remarcó que se trata de un caso "muy complejo y delicado". "La chica salía a trabajar, tenía un trabajo, aunque en realidad hay un entorno de sometimiento que es psicológico, todo se está trabajando e investigando", explicó el funcionario judicial.

Durante los allanamientos en la casa del ahora detenido, la policía secuestró dos armas de fuego, con las que suponen que amenazaba a su hija para someterla y violarla.

El detenido fue trasladado a la alcaldía de Casilda, donde aguarda la audiencia imputativa y de pedido de prisión preventiva que tendrá lugar hoy a las 8.30 de la mañana.

Pasaron más de 20 años, y finalmente fue la víctima quien se acercó a pedir ayuda, que derivó en la detención de su padre.

El procedimiento estuvo a cargo del subcomisario Alexis Winkler, a cargo de la Comisaría 7ª de Arequito. Parte del operativo policial tuvo lugar frente al domicilio del hombre denunciado por múltiple abuso sexual.

En esa vivienda fue donde, según denunció la joven, ocurrieron los sucesivos hechos de abuso, producto de los cuales el detenido habría concebido cuatro chicos con su propia hija, hoy de 20, 17, 13 y 11 años, respectivamente.

A estos chicos se les brindará atención psicológica, así como a la madre. Es posible que cuando estén en condiciones se les tome testimonio de lo que sucedía en esa casa.

Había vecinos sorprendidos porque no sabían lo que sucedía, y otros aliviados porque finalmente intervino la Justicia.

El imputado podrá hacer uso de su derecho a negarse a declarar si así se lo aconseja su abogado. La Justicia pedirá pericias para el acusado y la víctima.