RECAPTURAN A UN ACUSADO DE FEMICIDIO

PRECINTO56-El hombre que se encontraba prófugo en la causa por el femicidio de su pareja, la mujer que fue prendida fuego y murió este miércoles tras permanecer internada desde el 29 de enero ultimo con el 90% del cuerpo quemado en Rosario, fue detenido en las últimas horas en la localidad santafesina de Pérez.

Se trata de Cristian Cabrera (43), quien desde el día del hecho se encontraba bajo arresto domiciliario y que este miércoles tras la muerte de su mujer, Florencia Coria (27), se profugó cuando la policía fue a buscarlo a su casa de la localidad de Villa Constitución.

El acusado fue localizado el último miércoles por la noche en Pérez, luego de que su presencia fuera advertida por vecinos que lo retuvieron y llamaron al 911 para que la policía fuera a buscarlo, explicaron los voceros.

El hombre se encontraba con pedido de captura desde el miércoles, cuando tras la muerte de su mujer no acudió a la audiencia imputativa en la que se le iba a informar que quedaba acusado de homicidio calificado por el vínculo y por mediar violencia de género.

Hasta ese momento Cabrera estaba bajo arresto domiciliario sin custodia ni tobillera electrónica, ni ningún otro tipo de control, no se sabe por qué motivos. Además estaba al cuidado de su pequeña hija, pero su tenencia, ahora le fue quitada. 

El episodio ocurrió el 29 de diciembre, cuando la pareja se hallaba en su casa de Mitre al 800, en el barrio Santa Mónica, de la localidad santafesina de Villa Constitución, donde se produjo una discusión en la que, según familiares de la víctima, el hombre la roció con alcohol y la prendió fuego.

Coria fue internada en el hospital de Emergencias de Rosario por la gravedad de las heridas sufridas, que según explicaron desde el centro de salud comprendieron quemaduras del 90 por ciento de su cuerpo, y finalmente murió.

Por disposición del juez original de la causa, Ignacio Vacca, el acusado fue detenido el mismo día del hecho, aunque quedó bajo arresto domiciliario tras la audiencia del 30 de diciembre.

En esa audiencia, la fiscal de Rosario, Saravalli, acusó a Cabrera de haber rociado con alcohol a su ex pareja para luego prenderla fuego “con la clara intención de quitarle la vida aprovechándose del desequilibrio emocional que ella presentaba”.

La fiscal destacó además “la violencia que (Cabrera) venía ejerciendo sobre la víctima, no logrando su finalidad por causas ajenas a su voluntad”. En esa misma audiencia, el acusado, quien sufrió quemaduras leves durante el hecho, aseguró que su pareja se prendió fuego y que él no tuvo intervención.