SICARIOS ASESINAN A DIRIGENTE SOCIAL EN COLOMBIA

PRECINTO56-Investigan en Colombia la muerte de una líder social a manos de sicarios, en un clima de aumento de la violencia política en el país, en la que muchas de las víctimas son ex guerrilleros que se adhirieron a los acuerdos de paz y abandonaron las armas.

Esta vez, se trató de la muerte de la líder comunitaria Mireya Hernández, asesinada por sicarios en un barrio de Algeciras, en el departamento sureño de Huila, informaron ayer los medios colombianos.

Hernández, que fue tesorera de la Junta de Acción Comunal y era muy reconocida dentro de su comunidad, fue atacada anoche por sicarios, cuando caminaba hacia su casa junto a su marido, Julio Rojas.

La mujer recibió varios disparos y fue trasladada al hospital de Algeciras, donde llegó sin signos vitales, según el reporte médico.

El crimen de la líder comunitaria se suma a la de la activista Gloria Ocampo, asesinada el martes pasado junto a otra persona en una zona rural del departamento del Putumayo, en la frontera con Ecuador. Ocampo, de 37 años, fue la primera líder social asesinada este año en Colombia.

El asesinato de Hernández ocurrió horas después de que el jefe de la Misión de Verificación de Naciones Unidas para el proceso de paz en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, dijera que el principal reto para el Estado colombiano es mejorar la seguridad de los desmovilizados de las FARC, líderes sociales y defensores de derechos humanos.

En ese sentido, recordó el informe de la ONU del 31 de diciembre pasado en el que se afirma que el 2019 fue "el año más violento" para los ex guerrilleros de las FARC que se acogieron al acuerdo de paz desde su firma, con 77 muertos. El documento también señala que desde la firma del acuerdo se ha verificado la muerte de 303 activistas, 86 de ellos en 2019.