LIBERAN A REMISERO IMPUTADO DE "ABANDONO DE PERSONA SEGUIDO DE MUERTE"

PRECINTO56-La justicia de La Matanza liberó al remisero que estaba detenido acusado de abandono de persona por la muerte de una mujer embarazada que cayó al asfalto y fue atropellada por un camión en la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, informaron fuentes judiciales.

Según los voceros, la jueza Mary Mabel Castillo, a cargo del Juzgado de Garantias 1 de La Matanza, ordenó el jueves pasado la liberación de Gustavo Adrián Ibánez (22), que se encontraba detenido acusado de "abandono de persona seguido de muerte" luego de dejar abandonada a la mujer que llevaba como pasajera tras caer del automóvil y ser atropellada por un camión.

La abogada Liliana Bevilacqua, representante de Ibánez, contó que "la justicia dio la revocatoria de la prisión preventiva, ahora solo resta que quede firme la medida. Mi cliente está libre porque siempre mantuvo 'su inocencia' porque quedó comprobado que la mujer se tiró del auto en marcha por voluntad propia".

"En todas las pruebas y peritajes realizadas sobre mi defendido quedó comprobado que no hubo abandono de persona, solo hubo temor a que lo culparan de un delito que no cometió", aclaró la letrada.

El hecho ocurrió la noche del domingo 3 de noviembre en la calle Carcarañá y la ruta provincial 21, de Gregorio de Laferrere, partido de La Matanza, donde Laura Vanina Roberto (35), fue arrollada por el conductor de un camión de residuos que no alcanzó a detener la marcha.

En base a dichos de testigos, instantes antes de ser embestida, la víctima había caído al asfalto desde un auto que circulaba por la ruta 21 en dirección a González Catán.

Dos automovilistas que iban detrás lograron esquivarla, aunque no el camionero, que no llegó a maniobrar para evitar el impacto.

Tras ser identificada, los pesquisas determinaron las circunstancias del hecho y localizaron al remisero que la trasladaba que se había fugado del lugar en medio de estado de shock.

Ibáñez en su testimonio ante el fiscal Marcos Borghi de La Matanza dijo que la mujer fue hasta la agencia donde él trabaja y abordó su remís con intenciones de dirigirse a la Comisaría de la Mujer de San Justo, para realizar una denuncia por violencia de género.

Pero como él no conocía la ubicación de esa dependencia policial, le dijo que si le parecía bien la trasladaría a la comisaría de Gregorio de Laferrere, hacia donde se dirigieron.

En el camino, aseguró Ibáñez, la mujer se arrojó del auto por sus propios medios y él solo llegó a ver la secuencia cuando se dio vuelta.

El remisero aseguró que la pasajera estaba "en medio de una crisis de nervios, como si estuviese drogada".

Tras ese episodio, se asustó y siguió la marcha rumbo a la casa de sus padres, donde se escondió por "miedo a que lo culparan" de lo ocurrido.

Al día siguiente supo por los noticieros que la mujer había muerto atropellada por un camión tras arrojarse de su remís.