LE OFRECIÓ DROGAS A UN POLICÌA DE CIVIL

PRECINTO56-Una particular situación se vivió en la localidad santiagueña de Añatuya, donde un "dealer" local vendía cocaína y marihuana en el interior de un local bailable, y tras ofrecerle a un policía algo de su mercancía, éste se negó a comprarle y fue atacado a golpes.

El incidente se produjo cerca de las cinco de la madrugada del jueves, en un baile ubicado en la ciudad de Añatuya, departamento General Taboada.

Según consta en la denuncia realizada por el oficial subinspector de 33 años, oriundo de la ciudad de Las Termas de Río Hondo y que presta servicio en una sede policial de la Departamental Nº 13 de Añatuya, se encontraba realizando tareas de investigación cuando se solicitó su presencia en un boliche.

Un sujeto habría sido divisado en actitud sospechosa en cercanías de los baños del baile. El mismo se acercaba a los jóvenes con un envoltorio de plástico entre sus manos. El efectivo se dirigió al sitio, donde se encontró con el sospechoso.

“Tengo algo para que te diviertas más”, le habría dicho el sujeto. El efectivo, que se encontraba de civil, no habría emitido respuesta. En ese momento, el “dealer” le dijo: “Tengo drogas, lo que necesites, te vendo ya. Está a buen precio”.

De inmediato, el policía le respondió que “no quería nada”, para posteriormente identificarse como funcionario policial. Al verse descubierto, el narco reaccionó de manera agresiva contra el oficial subinspector.

“Soy policía”, le dijo el oficial subinspector, por lo que el “dealer”, sin dudarlo ni un momento, comenzó a insultarlo. Posteriormente, lo atacó a golpes. Le propinó trompadas en el rostro y en la cabeza, mientras amenazaba con “asesinarlo si lo encontraba en la calle”.

El policía intentó inmovilizar al vendedor de marihuana y cocaína, quien continuaba arrojando golpes contra el efectivo. Una vez en el piso y esposado, el sospechoso continuó agrediendo verbalmente al oficial subinspector, quien tenía una lesión en el rostro.

El policía radicó la denuncia penal en sede de la Comisaría Comunitaria Nº 41 de Añatuya por el supuesto delito de lesiones, atentado y resistencia a la autoridad en contra del agresor, quien sería un joven de 20 años residente en el barrio Manzione de la “Capital de la Tradición”.

La víctima, a requerimiento de la Fiscalía de turno de Añatuya, fue examinada por el médico de Sanidad Policial, por lo que se determinó que presentaba lesiones curables en siete días, salvo complicaciones médicas.