"SE LE FUE LA MANO" MATO A SU ESPOSA

PRECINTO56-Un hombre se entregó a la policía y quedó detenido tras confesar que se le “fue la mano” y que había estrangulado a su pareja, cuyo cadáver fue hallado este miércoles en una vivienda de la ciudad chubutense de Sarmiento.

El acusado fue identificado como Rubén Isaac Cuevas (37), que se presentó en la comisaría de Sarmiento para confesar que minutos antes había estrangulado a su pareja durante una discusión.

“Se me fue la mano”, les dijo a los efectivos que los atendieron y escucharon su relato.

El hecho fue confirmado por el director de la policía judicial del Chubut, Paulino Gómez, quien reveló que “los policías recibieron al hombre, lo dejaron detenido de manera preventiva y concurrieron a la vivienda donde se encontraron con la chica tendida en el suelo, con los signos en el cuello compatibles con la muerte por asfixia mecánica”.

La víctima del femicidio fue identificada como Inés Elizabeth Gallardo (37), cuyo cuerpo fue trasladado a Comodoro Rivadavia para la autopsia de rigor. El comisario general indicó que ahora la causa quedó en manos de la fiscal Laura Castagno.

Gallardo, que se desempeñaba como portera de escuela, fue encontrada en la cama de su habitación.

Este miércoles la fiscal se abocó a tomar declaraciones a allegados a la pareja. Fuentes de la pesquisa agregaron que la mujer asesinada era oriunda de la provincia de San Juan, mientras que el acusado nació en Chaco.

La pareja residía hace cinco años en Sarmiento. De acuerdo a lo mencionado por las fuentes policiales, según las primeras averiguaciones, no existen antecedentes de denuncias por hechos de violencia contra el agresor, que al momento de ingresar a la comisaría a confesar lo que había hecho se encontraba en condiciones normales “ubicado en tiempo y espacio”, mencionó el comisario Gómez.

Obviamente la frase del confeso autor llamó la atención de las autoridades policiales, que de inmediato lo detuvieron y cuando se trasladaron a la casa se encontraron con un dantesco cuadro.

Pese a que Cuevas no tenía denuncias de violencia de género, los allegados de la pareja y los vecinos debieron responder en sede judicial si escuchaban frecuentes peleas en la casa. “Tal vez ella, por temor, no quiso hacer la denuncia. Estamos en plena etapa investigativa”, dijo un pesquisa.