YA SON 43 LOS ASESINADOS EN ROSARIO

PRECINTO56-Otras dos personas fueron asesinadas en Rosario y sigue la conmoción en la ciudad santafesina: ya son 43 los crímenes en lo que va del 2020.

En primer lugar, un hombre de 50 años fue asesinado en su vivienda por desconocidos que llegaron al lugar y le dispararon en varias ocasiones. Los investigadores explicaron que no hubo indicios de asalto.

El violento hecho ocurrió durante la noche del lunes, después de las 22, en un pasillo de Garibaldi al 200, en el barrio Tablada del sur de Rosario.

La víctima fue identificada por los investigadores como Gustavo Domingo Godoy (50), quien murió en el hospital de Emergencias de esta ciudad como consecuencia de las heridas que sufrió.

El fiscal ordenó enviar el cuerpo al Instituto Médico Legal para realizar autopsia, así como solicitó toma de testimonios, relevamiento de la escena y levantamiento de rastros.

De la escena del crimen se secuestraron vainas calibre 45mm y se constataron múltiples impactos de arma en el frente de la vivienda, precisaron los voceros.

Por otra parte, un sujeto de 35 años que había sido baleado la madrugada del sábado en Rosario, cerca del domicilio de su ex pareja, que lo había denunciado en varias oportunidades, murió durante la noche del lunes en un hospital de esta ciudad.

La víctima, Víctor Hugo Morel (35), falleció pasadas las 20 como consecuencia de un disparo en el cráneo con orificio de entrada, sin salida, que recibió en la madrugada del sábado en Cerrito al 5000 de la ciudad santafesina.

El hombre ingresó al hospital de Emergencias a las 3.20 del último sábado, trasladado en forma particular por sus familiares.

Fuentes policiales indicaron que, de acuerdo al relato de los familiares en el hospital, Morel habría ido al domicilio de su ex pareja, en Cerrito al 4700, cuando fue atacado en la calle por dos personas que se movía en moto.

Los agresores habrían hecho varios disparos, uno de los cuales dio en la cabeza de Morel, y escaparon, agregaron los investigadores.

Además, revelaron que el hombre asesinado tenía múltiples antecedentes penales, varios de ellos relacionados con presuntos ataques a su ex pareja.

Entre otros, Morel contaba con antecedentes judiciales por tenencia de arma de fuego, desobediencia de mandato judicial y robo calificado, precisaron las fuentes.

En 2018, había sido detenido mientras tenía un pedido de captura por amenazas simples y resistencia a la autoridad, y el año anterior había recibido dos denuncias por desobediencia de mandato judicial "tras haber violentado el dispositivo de pulsera de prisión domiciliaria y amenazar de muerte a su ex pareja", detallaron las fuentes.

También se registran "numerosas incidencias" por llamados a la central 911 de la mujer, quien denunció que el hombre ahora asesinado violó la prohibición judicial de acercamiento a su domicilio y la amenazó con arma de fuego, así como "arrojando elementos sobre la vivienda".