JEFE DEL SINDICATO DE PRESOS DETENIDO NUEVAMENTE

PRECINTO56-La Policía de la Ciudad detuvo al titular del Sindicato Único de Trabajadores Privados de la Libertad (SUTPLA), César Rodrigo Díaz, y a su pareja de 33 años por robar y agredir a un hombre en un departamento del barrio porteño de Villa Crespo, tras contactarlo mediante una aplicación de citas.

Díaz, quien también es abogado y estuvo condenado en una causa por robo calificado, tuvo relevancia mediática en los últimos años por presidir el sindicato de presos, creado en el año 2013, que actualmente tiene entre dos mil y tres mil afiliados.

Desde el sindicato, que obtuvo su personería gremial en 2013, Díaz (46 años) consiguió que los presos tuvieran el salario mínimo vital y móvil, ART e, incluso, que a fines de 2014 cobraran hasta 4.400 pesos mensuales, cuando en ese entonces la jubilación mínima era de 3.200 pesos. En las últimas semanas, Díaz apareció en programas de televisión hablando sobre el estado de las cárceles.

La captura fue concretada el pasado 23 de febrero a la noche luego de que los efectivos de la Comisaría Vecinal 15B fueran alertados por un llamado al 911 sobre un incidente registrado en un departamento ubicado en el quinto piso de un edificio situado en Julián Álvarez al 600.

Al llegar, los agentes detuvieron a un hombre y a una mujer en el hall del edificio, quienes bajaban corriendo por las escaleras con un celular y un juego de llaves. En ese momento se escucharon gritos de auxilio proveniente del departamento en cuestión y, al entrar con las llaves antes mencionadas, encontraron a un hombre de 55 años ensangrentado y con varias heridas de arma blanca.

El damnificado contó a los efectivos que conoció a la mujer antes detenida mediante una aplicación electrónica de citas y que, tras concertar un encuentro en su domicilio, ésta comenzó a golpearlo y a exigirle que le entregara las pertenencias.

Según su relato, la sospechosa tomó un cuchillo y comenzó a herirlo en la pierna, el antebrazo y el tórax, sustrayéndole además su teléfono celular, mientras que el detenido César Rodrigo Díaz la esperaba fuera del domicilio.

Al momento de la detención, el imputado se mostró con una actitud hostil contra el personal policial y no permitió que se le tomaran las huellas dactilares. Incluso, en su calidad de abogado, presentó un Habeas Corpus donde denunció el accionar policial pese a ser descubierto en flagrancia.

La mujer tenía un pedido de captura vigente por una causa de "robo simple en grado de tentativa", tramitada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº35, y otra denuncia por lesiones.

En la causa interviene la Fiscalía Criminal y Correccional Nº52, a cargo del Dr. Yaout, quien dispuso la detención de la pareja por los delitos de "tentativa de robo y lesiones".