CAYÒ JEFE DE PELIGROSA BANDA

PRECINTO56-El jefe de la banda de asaltantes implicada en el tiroteo que sucedió en abril pasado en el Hospital Isidoro Iriarte, de Quilmes, fue detenido por los pesquisas luego de 10 allanamientos que se concretaron en esa localidad bonaerense y también en Berazategui. Los investigadores secuestraron numerosas armas, municiones de grueso calibre y uniformes policiales.

Al respecto, los voceros del departamento judicial de Quimes dijeron que líder de la gavilla, llamado Ramón Eduardo y apodado Toti, fue capturado junto a su hermano, Carlos, y otras tres personas (dos hombres y una mujer), al cabo de 10 requisas (cinco concretadas en Quilmes y las demás en Berazategui), las cuales estuvieron a cargo de los pesquisas de la comisaría 1ª de Quilmes y de la Superintendencia General de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, Crimen Organizado y Delitos Complejos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

Según los informantes, los servidores públicos secuestraron uniformes policiales, un handy, dinero, 6 celulares, 2 pistolas, 5 revólveres, gran cantidad de municiones 38, 9 milímetros, 11.25, de fusiles FAL, 12.70 y 40, cargadores y un FIAT Punto chapa PJL 313.

De esta manera suman 10 las personas que están involucradas en el expediente, ya que el 20 de mayo pasado se había detenido a otros cinco sujetos (entre ellos uno de los marginales que participó de dicho tiroteo).

Autoridades de la Estación de Policía de Quilmes y de la Superintendencia de Seguridad del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) de la Zona Sur Uno supervisaron los operativos.

Tal como se publicó oportunamente el enfrentamiento ocurrió el 29 de abril de este año cuando un oficial de la Unidad de Policía de Prevención Local (U.P.P.L.) de Quilmes mató, en un intercambio de disparos, a uno de los dos motochorros que habían baleado en un intento de asalto a un comerciante, quien trató de refugiarse en el mencionado centro asistencial, donde el valiente funcionario desarrollaba tareas de vigilancia.

El efectivo de seguridad resultó herido en el brazo izquierdo en el episodio e incluso, por su valiente accionar, fue ovacionado y aplaudido por los médicos, enfermeras y trabajadores del sector de maestranza del centro asistencial.
Intervino en la causa la doctora Ximena Analía Santoro, fiscal de la Unidad Funcional N° 7 de los tribunales de Quilmes.

Las tareas investigativas del accionar de la banda -que incluyeron 5.000 horas de escuchas autorizadas judicialmente de 10 líneas telefónicas- se habían iniciado en 2019, porque los malvivientes participaron de otros ilícitos, entre ellos un tiroteo ocurrido en la ciudad de La Plata el 11 de mayo del año pasado y en el que murió otro de los hampones.