EMPRESARIO LIDERABA BANDA DE ROBA RUEDAS

PRECINTO56-Como resultado de 13 allanamientos, 4 individuos fueron detenidos y a otros 5 se les informó de la formación de una expediente penal en su contra al estar sospechados de integrar una banda delictiva que se dedicaba al robo de ruedas y de neumáticos en el norte del Gran Buenos Aires.

El líder de la gavilla era un empresario, en cuyo poder se encontraron autos de alma gama y también de colección. En total los efectivos policiales secuestraron 2.050 cubiertas y 2.596 llantas de procedencia ilícita.

Voceros revelaronque el jefe de la organización resultó apresado por los efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de San Isidro en una vivienda instalada en Arquímedes al 1000, en la localidad bonaerense de Villa de Mayo, en Los Polvorines, partido de Malvinas Argentinas, oportunidad en la que se incautaron 13.000 pesos y 3 teléfonos celulares; mientras que en un galpón ubicado frente al domicilio del sujeto fueron halladas 738 cubiertas seminuevas; 125 llantas; 9 ruedas completas; una camioneta Mercedes Benz Sprinter negra, dominio AA241WN;  un rodado de alta gama Porsche Cayman blanco, chapa JQS 630; un Honda Civic SI negro, patente GLN 066; y un Ford Falcón azul, de colección, dominio SQV 375.

Trascendió que las otras requisas se concretaron en Hipólito Yrigoyen al 1900, en Talcahuano al 2000 y en Vélez Sarsfield al 1500 (todos domicilios de Martínez); en avenida Rolón al 300 y en Centenario al 1200 (en San Isidro); en Lavalle al 100, en Entre Ríos al 2300 y en Avellaneda al 5700 (todos inmuebles de San Fernando), en Remedios de Escalada sin número (en Villa de Mayo) y en Brigadier General Juan Manuel de Rosas al 3400 (en José León Suárez).

Según los informantes, esta gavilla consumaba las sustracciones en Martínez, Béccar, Boulogne, San Isidro, San Fernando y Vicente López, y muchos de los elementos robados eran comercializados en redes sociales y en sitios de Internet.

El doctor Claudio Scapolán, fiscal de Investigaciones Criminales de San Isidro, se hizo cargo de las diligencias, que se iniciaron a raíz de una denuncia que efectuaron integrantes del área de Seguridad de esa comuna.

Autoridades de la Superintendencia General de Investigaciones en Función Judicial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires supervisaron los operativos.