CONFIRMAN PROCESAMIENTO A D'ELIA POR LA TOMA DE LA SECCIONAL 24a.

PRECINTO56-La Cámara Federal porteña ratificó la medida, por la que el líder piquetero quedó muy cerca del juicio oral. El episodio ocurrió en la seccional 24 de la Boca, en junio de 2004, en el marco de una protesta por una detención.

D'Elía quedó procesado por "lesiones leves y daño agravado por tratarse de bienes de uso público, en concurso real con el delito de atentado a la autoridad calificado", "daño agravado por tratarse de bienes de uso público" y "privación ilegítima de la libertad".

Sin embargo, fue desprocesado por "coacción agravada", delito por el que se lo había acusado por presuntas amenazas a los funcionarios del Gobierno que concurrieron al lugar para que cesara la toma de la comisaría.

La resolución fue dictada por la Sala I de la Cámara, que además confirmó el procesamiento dictado en su momento por el juez federal Sergio Torres, a Ángel Borello y Alberto Bordón.

Borello quedó procesado por "lesiones leves y daño agravado por tratarse de bienes de uso público" y "atentado a la autoridad calificado", y Bordón por "atentado a la autoridad calificado" y "daño agravado por tratarse de bienes de uso público".

El hecho ocurrió la madrugada del 26 de junio de 2004 cuando D'Elía y un grupo de manifestantes entraron por la fuerza “de modo violento” a la comisaría en reclamo del esclarecimiento del asesinato del dirigente de un comedor barrial, Martín “el Oso” Cisneros.

Según la acusación, D´Elía habría impedido salir a personas que hacían trámites, entre ellos una embarazada que sufrió una crisis, y además causó serios daños como roturas en vidrios, computadoras, bienes muebles y una motocicleta.

El caso fue cerrado en dos oportunidades por prescripción pero luego fue reabierta por la Cámara Federal de Casación Penal, tras una apelación fiscal.

El juez Torres dictó los procesamientos y el caso llegó a la Cámara por apelación, que ahora los confirmó.

En su momento, Casación había ordenado "imprimirle urgente trámite" al proceso contra el piquetero, que ya registra una condena a una pena de cuatro días de prisión en suspenso por pegarle una piña al ruralista Alejandro Gahan el 25 de marzo de 2008, durante una manifestación mientras se discutía el problema de retenciones al campo.

En el fallo conocido hoy en tribunales, los camaristas Eduardo Farah, Jorge Ballestero y Eduardo Freiler consideraron que hay prueba suficiente "para tener acreditado en esta etapa del proceso, la intervención y responsabilidad que en ellos les cupo a los imputados".