"HAMBURGUESAS ASESINAS" EN PLAZA ITALIA

PRECINTO56-Funcionarios del Ministerio de Espacio Público porteño e inspectores de bromatología realizaron durante toda esta semana operativos en puestos callejeros de Plaza Italia y clausuraron uno que vendía hamburguesas en mal estado y que carecía de la habilitación correspondiente, luego de una denuncia de una persona que sufrió botulismo.

Fuentes oficiales revelaron a Noticias Argentinas que el domingo pasado, alrededor de las 10:00, las autoridades intervinientes llevaron a cabo las inspecciones, con apoyo del personal de la Policía Metropolitana, y cerraron este comercio, que sólo estaba habilitado para la venta de pochoclos.

Los operativos se iniciaron a raíz de la denuncia que radicó un hombre el año pasado por haber sufrido botulismo tras comer una hamburguesa en mal estado de un puesto callejero de Plaza Italia, en el barrio porteño de Palermo.

El local en cuestión, ubicado en una ochava situada entre la Avenida Sarmiento y la Calzada Circular y conocido como "El puesto de Frino", fue cerrado porque se constató que tenía hamburguesas en mal estado y el local estaba habilitado únicamente para venta de pochoclos y no de hamburguesas, precisaron las fuentes a NA.

Asimismo, unos 50 inspectores y funcionarios del Gobierno de la Ciudad realizaron inspecciones a los demás puestos situados en esa zona, entre La Rural y el Zoológico porteño, cuyos dueños mostraron recursos de amparos o medidas cautelares para seguir trabajando, y no hallaron irregularidades. De todas formas, se les aclaró a los comerciantes que en caso de hallarse parrillas u otros elementos usados para vender hamburguesas o productos comestibles similares se les clausuraría el local.

Desde el lunes pasado y hasta este fin de semana, durante la mañana, seguirán los controles para evitar que haya venta clandestina, mientras que de 14:00 a 19:00, aproximadamente, se encuentra en la zona una camioneta con dos inspectores del Ministerio de Espacio Público de la Ciudad para complementar las inspecciones.

El horario elegido es el que tienen lugares como el Zoo, La Rural, el Jardín Botánico y en el que mucha gente se acerca a comprar en esa zona, ya que después de las 19:00 los centros de paseos cierran y ya no queda nadie en los alrededores.