MOTOCHORRO CAYÓ BAJO LAS BALAS DE UN POLICÍA

PRECINTO56-Un motochorro, de 22 años, murió y otro, de 17, fue detenido herido, luego de tirotearse violentamente con un sargento de la Policía Bonaerense, a quien trataron de robarle una motocicleta, en un brutal suceso registrado ayer en la localidad de San Francisco Solano, en el sur del Gran Buenos Aires.

Los voceros revelaron que el hecho se produjo a las 3.10 en la avenida San Martín, cuando dos hampones armados, que circulaban en una moto, interceptaron a un sargento de la fuerza de seguridad, quien se desplazaba a bordo de un rodado de similares características.

Trascendió que los marginales amenazaron de muerte al suboficial, quien en esos momentos se hallaba franco de servicio y vestido de civil. Pero el funcionario, quien se desempeña en la comisaría de Guernica, se identificó como efectivo policial, oportunidad en la que mantuvo un intercambio de disparos con los asaltantes.

De inmediato estos malvivientes escaparon a la carrera sin poder consumar al atraco. En el escenario del tiroteo, los marginales dejaron abandonado el vehículo en el cual viajaban.

Momentos después, un chico de 17 años arribó herido de bala al Hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada. El menor les señaló a los médicos que había sido agredido por delincuentes durante un robo callejero.

En tanto, los integrantes del destacamento de San Francisco Solano recibieron una denuncia, que hacía referencia a la presencia de un sujeto baleado en el cruce La Calandria y Murature.

Posteriormente, dicho individuo, que fue identificado como Jonathan Pérez, de 22 años, dejó de existir a raíz de la gravedad de las heridas.

La situación comenzó a ser investigada por los pesquisas de la Jefatura Departamental de Almirante Brown, quienes determinaron que tanto el joven como el adolescente habían sido los individuos que minutos antes habían pretendido desvalijar al sargento.

A su vez, se pudo comprobar que la moto que los asaltantes dejaron abandonada en el lugar del enfrentamiento tenía pedido de secuestro, ya que había sido sustraída en jurisdicción de la comisaría 4ª de Quilmes.